herbert-james-draper-ulysses-and-the-sirens.jpg
Herbert James Draper (1909) Ulises y las Sirenas


Quéridos alumnos del año pasado.... que sois alumnos de este año (¡¡Madre mía que pesadez..., por Dios!!) ya sabéis que tenemos un Blog: Cronosgea y que en el lateral están los enlaces a las wikis de cada curso. Como todos habéis pasado a Segundo aquí tenéis directo el enlace a la Wiki de Segundo que se llama ¡¡¡¡Tachán!!!!
Cronosgeawiki2 (Qué original soy "maremía")

Cada curso es un mundo y no es lo mismo trabajar con quienes os habéis críado a mis pechos y tenéis controlado eso de los resúmenes los cuadernos, los conceptos y las lecturas... que con alguien que llega de nuevas. Así que veréis que hay cosas que no cuadran y que irán cambiando. Nuestro programa de este año es un pelín distinto al que organizamos el año pasado en cuanto organización...., y es que todos los años se trata de mejorar. Así que curiosear ... pero veréis mucho de lo que ahora está colgado, al final del curso, en esta semana la Wiki quedará lavada y peinada (la de segundo y tercero).



"Cuéntame, Musa, la historia del hombre de muchos senderos, que anduvo errante muy mucho después de Troya sagrada asolar; vio muchas ciudades de hombres y conoció su talante, y dolores sufrió sin cuento en el mar tratando de asegurar la vida y el retorno de sus compañeros" La Odisea. Homero. Canto I

Así comienza uno de los relatos esenciales para la cultura de occidente, La Odisea, donde se relatan las aventuras que Ulises (Odiseo) corre intentando volver a Ítaca. Regresar a Ítaca es la metáfora del viaje y el viaje la metáfora de la propia vida. Ulises anda errante, como todos, buscando cómo volver, y en el camino conoce muchas ciudades y padece los rigores del mar, la inquina de los enemigos que encuentra, pero nunca pierde de vista que pretende llegar a un lugar, a Ítaca.
Me gustaría que entendiéramos el curso de esta manera. Como un viaje, peligroso, difícil, lleno de incertidumbres, pero que como Ulises no perdamos de vista ese horizonte hacia el que navegamos, ni la seguridad de que llegaremos. Lo haremos como él, con astucia, con trabajo, con el empeño y la constancia con la que Ulises lo hizo, nos ataremos al mástil de nuestra nave para no caer en la tentación de las sirenas...., no será fácil. Pero al final llegaremos a Ítaca, y como nos recuerda el poeta Cavafis, nos daremos cuenta al llegar, de que lo importante era el viaje..., así que a disfrutarlo. Tenemos una larga singladura por delante, visitaremos tierras lejanas, conoceremos civilizaciones antiguas, y nos enfrentaremos al remo todos los días, a ese remo que será el escribir, el hacer cotidianamente.
Y esta vez, a diferencia de lo que ocurrió con los marineros de Ulises, llegaremos todos (o casi todos), ya veréis. Bienvenidos
IMG_1190.jpg
La diosa Atenea..., que protegía a Ulises y que nos mira desde la atalaya del Círculo de Bellas Artes de Madrid