La Romanización es un proceso iniciado en la Península Ibérica durante el s. III a.C. por el cual los pueblos de la península asimilan la forma de vida romana.
Aspectos fundamentales:
Latinización. El latín se convierte en la lengua oficial y es usada en ámbitos como el derecho, la ciencia y en la cultura. Fue la base de las lenguas romances.
Cristianización. Al principio respetaron los cultos locales, pero más adelante el emperador Octavio implantó el culto a sí mismo, en el s. III. d. C aparecen los primeros cristianos que fueron perseguidos hasta que Constantino I adoptó el cristianismo y poco después Teodosio se convirtió a esta religión.
Derecho romano. Se implanto con sus legres y su organización del estado. (Vanesa R.)